Resignificando la violación

corazon hojaseca

RESIGNIFICANDO LA VIOLACIÓN

 

Convertimos en secreto aquello de lo que nos avergonzamos.
Convertimos en secreto aquello que nos hace sufrir.
Convertimos en secreto aquello de lo que nos sentimos culpables.
Convertimos en secreto para no hacer sufrir, y mientras nuestro Ser se rompe y descompone…

 

Qué precio más caro paga la persona violada, que antes de ser violada físicamente vive el abuso de ella hacia ella misma, y su inconsciente no llega a manifestarse y recorrer el camino hasta convertirse en consciente, por lo que “necesita” que se materialice físicamente para “verlo”.

Qué precio más caro que después de una (o unas) violación personal (de uno hacia uno mismo) en forma de violación moral, emocional, …; llegué la manifestación física de esa violación y se produzca, se viva, una una violación física por parte unas personas “externas”.

Qué precio más caro cuando la violación no acaba ahí  y la persona “debe” seguir violándose sin disfrutar, sin sonreír, sin salir, sin vivir.

 

Y todo por la inconsciencia…

 

Una violación no es el inicio de la caída, la violación es el tocar fondo en la caída que se lleva tiempo sin ver.

Si pudiésemos tomar consciencia de lo que es “violar”…

Si fuésemos conscientes de que toda violación por parte de una persona “externa” hacia nosotros, es nuestra propia violación inconsciente.
Si pudiésemos ser conscientes de que cada vez que violo a un “externo” me violo a mi…
Si alcanzáramos a “ver” que las violaciones no son únicamente físicas…

 

Si dejáramos de violarnos, el violador desaparecería.

Si empezáramos a amarnos, el prójimo nos amaría.

 

Cecília Ruiz *
16/11/2017
Polinyà, Barcelona

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *