Singing Coaching

“La mejor melodía es aquella que compones tú, en la que te descubres.”

singing coaching by cecilia ruiz

El Singing Coaching by Cecília Ruiz, es la combinación del poder de la música en sesiones de Coaching Emocional y Energético. Despertar, dejar salir y trabajar las emociones con una nota musical, con la letra de una canción, y/o incluso con tu voz. Para viajar sólo es necesario un acorde, con él puedes traer al presente una emoción escondida, guardada y no gestionada.

En las sesiones de Singing Coaching by Cecília Ruiz vas a despertar, a volver a sentir la energía dentro de ti, vas a conectar de nuevo con ella para (re)conocer tus emociones y sus mensajes, sintiendo en ti la liberación que suponen la gestión emocional y el autoconocimiento.

El poder de la música, independientemente de la edad, favorece a entrar en contacto con nuestras emociones. La música, incluso si lo deseas, tu voz, pueden ser la puerta que se abre hacia dentro, hacia ti.

Algo más sobre el Singing Coaching by Cecília Ruiz

Cuando recuerdo mi infancia, me vuelvo a ver caminando por “el puente” mientras cantaba canciones que me inventaba. Así empecé a cantar, a componer. Era un secreto, nadie lo sabía. Más tarde, empecé a componer canciones y a cantarlas en clase. En mi adolescencia, mi sueño seguía siendo un secreto. Gracias a una guitarra, que de momento no he aprendido a tocar, empecé a cantar y recibir clases. Canté en grupos y participé en algunos concursos. Vibro cada vez que vuelvo a conectar con la sensación de resonancia que experimenta mi cuerpo al cantar. Es para mí la sensación más placentera de libertad, de grandeza y humildad a la vez. Es bajar el cielo a la tierra.

Dejé de cantar, abandoné mi sueño por precisamente eso, dejar de soñar. Equivoqué el hacerme adulta con soñar.

Cuando estudié la certificación en Coaching en una de las sesiones que trabajamos con compañeros quise trabajar un objetivo ¡“cantar”! En ese momento no era consciente de lo que acababa de salir. Lo hice por no buscar un objetivo “más profundo y personal”. Desde ese momento, son muchos los días que recuerdo ese instante. Ese objetivo que tenía la intención de “camuflar mis objetivos reales”, era mi sueño.

Desde ese momento, hay una parte de mí que sabe que volveré a cantar.

No me importa si lo hago bien, mal. Lo hago desde el corazón, desde el amor y respeto más profundo, ¿Qué es bien o mal!? ¿Quién lo dicta? Yo sólo quiero volver a sentir como vibra en mí la vida. Cómo resuena en mí esa expansión.

¡Y volví a cantar! Volví a sentir el poder de bajar el cielo a la tierra, volví a sentir la resonancia en mí. Canté porque era lo que más me apetecía, porque empecé a soñar de nuevo y en ese sueño aparecía cantando. Canté en secreto y no para sorprender, canté para volverme a sentir viva, para decirle a la vida que había vuelto, para volver a vivir.

¡Canté y volví a aprender!

Me dicen que ¿cómo pude hacerlo?, ¿Cómo es posible que no me emocionara?, ¿Cómo es posible que mi voz no temblara, que no me olvidara de la letra?…

Ese día, el día que volví a cantar, no sólo aprendí, viví en mí lo que llamamos “gestión emocional”. Volví a vibrar mientras caminaba segura, decidida y con un estado de plena paz. No importaba más que lo que sentía, lo que yo quería. Nada ni nadie era tan fuerte como para quebrarme, quebrar mi sueño.

Días más tarde visualizando un video lo tuve claro, ese video apareció justo en el momento. Al verlo tomé la decisión que hoy estoy llevando a cabo. ¡Cumplir mi sueño! La unión de las personas y la música.

La música me ha dado no sólo el aprendizaje, también la integración de algo que la sociedad lleva años buscando, la gestión de las emociones.

Con Singing Coaching by Cecília Ruiz te acompaño a que vuelvas a sentir en ti la vida, la “gestión emocional”, tu empoderamiento a través del poder de la música.

La melodía de tu vida sólo la conoces tú, tú eres la única persona con el poder de componerla y tocarla. Mientras lo haces puedes deleitarte con el placer de crear una obra extraordinaria y única.

Si alguna nota no te acaba de salir, o si estás cantando y aparece algún gallo, puedes volver a intentarlo, puedes cambiar de registro, puedes probar con un “falsete”, puedes pedir la participación de los “coros” para ese momento… Siempre hay un plan para ti!

 

¡Feliz melodía, feliz creación!